Miami. El brazo del Banco Mundial para el sector privado y los gobiernos de Haití y Estados Unidos suscribieron este lunes un memorando de entendimiento con la textil surcoreana Sae-A para desarrollar un parque industrial y operaciones de manufactura de indumentaria en el país caribeño.

El proyecto sería una de las mayores iniciativas para el sector manufacturero haitiano tras el terremoto del 12 de enero, que dejó 300.000 muertos.

La inversión, de la que también forma parte el Banco Interamericano de Desarrollo, crearía 10.000 empleos, dijo en un comunicado la Corporación Financiera Internacional, dependiente del Banco Mundial.

Sae-A es uno de las principales compañías textiles y exportadoras de Corea del Sur.

El monto de la inversión total no fue anunciado de inmediato, pero el proyecto incluye el desarrollo de infraestructura básica, como puertos y carreteras, así como acceso a energía y logística.

Haití está luchando por recuperarse del devastador terremoto. Más de 1,3 millones de sobrevivientes aún viven en tiendas de campaña en la capital del país.

Gobiernos extranjeros, organismos multilaterales y agrupaciones no gubernamentales de todo el mundo prometieron en marzo desembolsar 9.900 millones de dólares para ayudar en la reconstrucción.

Sin embargo, la comunidad internacional ha sido criticada por la presunta lentitud de las tareas, que incluyen remover los escombros y reubicar a los sobrevivientes.

La semana pasada, un empresario argentino con inversiones en el rubro energía anunció planes para construir con un grupo haitiano un hotel de negocios de US$33 millones en Puerto Príncipe, en lo que sería la primera gran inversión en el sector hotelero del país.