Panamá. El gobierno panameño firmó este miércoles con el consorcio hispano estadounidense PML2 el contrato, por un monto de US$32 millones, para la supervisión y diseño de las obras de la nueva línea del Metro en Panamá, informó una fuente oficial.

"Hoy es un día importante porque damos inicio al proceso de lo que será la Línea 2 del Metro, un proyecto muy anhelado por los residentes del área Este de la capital", dijo tras la firma el ministro de Asuntos del Canal y Secretario Ejecutivo del Metro, Roberto Roy, indicó un comunicado de la Presidencia panameña.

La firma del contrato entre la Secretaría del Metro de Panamá y el Consorcio PML2, formado por la española Ayesa Ingeniería y Arquitectura, la estadounidense The Louis Berger Group además del también español Transporte Metropolitano de Barcelona, se realizó durante el Consejo de Ministros (Gabinete) celebrado este martes.

El proyecto de gerencia, adjudicado el 12 de julio pasado por cinco años de duración, incorporará la nueva línea a la Red Maestra del Metro de Panamá con una conexión directa en la estación de San Miguelito, de la Línea 1, y llegando hasta las comunidades 24 de Diciembre y Nuevo Tocumen, en el sureste de la capital.

En la sesión del Gabinete de hoy se anunció también que el próximo 15 de septiembre se subirán los pliegos de licitaciones para la construcción de la Línea 2 del Metro de Panamá.

Roy adelantó que esta nueva línea ferroviaria, que se integrará a la Línea 1, tendrá capacidad inicial para transportar a 15.000 pasajeros por hora en cada dirección y más de 30.000 en el futuro.

La Línea 2 contará con una longitud de 21 Kilómetros de vía y hasta 16 estaciones de pasajeros.

El Metro de Panamá fue inaugurado el 5 de abril pasado y funciona con regularidad desde el 7 de ese mes. El viaje cuesta US$0,35.

La Línea 1 del Metro, construida en 41 meses a un costo de US$2.011 millones, tiene 13,7 kilómetros y 13 estaciones entre elevadas y subterráneas, que son recorridas actualmente por 19 trenes con 3 vagones cada uno en un tiempo máximo de 23 minutos, según los datos oficiales.

El proyecto de la Linea 1 fue realizado por un consorcio integrado por la empresa española FCC y la brasileña Odebrecht.