Lima. En la sede del banco del desarrollo CAF en Caracas, el presidente ejecutivo de la entidad financiera multilateral, Enrique García; y la ministra de Economía y Finanzas de Perú, Mercedes Aráoz, firmaron el convenio depréstamo por US$ 77 millones, monto que permitirá culminar las obras del proyecto de mejoramiento de agua potable y alcantarillado en áreas marginales de Lima ejecutado por el Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (Sedapal). 

Éste comprende entre varios componentes, la construcción de la Planta de Tratamiento de Agua Potable de Huachipa, que permitirá proveer del servicio a dos millones cuatrocientos mil habitantes, de los Conos Norte y Este de Lima Metropolitana.

Merced a este crédito, aproximadamente unos 500.000 hogares de las zonas marginales de los distritos de Lurigancho-Chosica, San Juan de Lurigancho, Comas, Carabayllo, Los Olivos, Puente Piedra, San Martín de Porres y Callao se beneficiarán con el acceso a los servicios de agua potable y saneamiento de manera formal y continua.

“La aprobación de este préstamo es consistente con nuestra agenda de desarrollo social y de apoyo a la lucha contra la pobreza. El objetivo de este proyecto es mejorar la calidad de vida de los habitantes de bajos ingresos residentes en los conos norte y este de la ciudad de Lima Metropolitana, mediante el incremento de la capacidad y confiabilidad del sistema de suministro de agua potable”, manifestó Enrique García, presidente ejecutivo de CAF.  

Las obras comprenden la construcción de una bocatoma sobre el río Rímac para un caudal de 10 metros cúbicos por segundo; la Planta de Tratamiento de Agua Potable de Huachipa con una capacidad de cinco metros cúbicos por segundo, así como construir la línea de conducción Ramal Norte de 27 kilómetros de longitud, para llevar el agua tratada de la planta de Huachipa a la zona norte de Lima, hasta el distrito de Puente Piedra y cinco reservorios de compensación con capacidad de 23.000 metros cúbicos. 

El monto total estimado del Proyecto asciende a US$270 millones, de los cuales 29% corresponden al préstamo CAF y el resto a recursos de contrapartida local y otras fuentes de financiamiento.