Los resultados de las firmas de cosméticos Estee Lauder y Elizabeth Arden superaron las expectativas de ganancias y subieron sus proyecciones anuales de la mano de un salto de las ventas en el exterior, en momentos en que el mercado estadounidense sigue bajo presión.

Estee Lauder, fabricante de la marca Clinic entre otras, reportó alza de las ventas de todos los sectores y regiones. El crecimiento fue liderado por el negocio internacional, particularmente en las tiendas en aeropuertos y países como China y Rusia.

La firma lleva 18 meses de una reestructuración de su negocio prevista para cuatro años y Elizabeth Arden también realizó un programa de reorganización.

Ambas compañías agregaron más productos para el cuidado de la piel y están enfatizando su crecimiento internacional, para contrarrestar la actual reticencia de las estadounidenses a gastar en cosméticos.

En el 2010, el mercado de marcas de belleza de Estados Unidos creció un 4% y las ventas de cosméticos en tiendas masivas de alimentos y medicamentos subieron un 3%, según una investigación de NPD Group.

Una serie de datos publicados el jueves mostraron que los consumidores estadounidenses aumentaron el gasto en enero.

Los comercios minoristas registraron un incremento del 4,2% en sus ventas del primer mes del año en locales que están abiertos hace al menos un año y superaron las expectativas de Wall Street, que proyectaba un alza del 2,7%.

La elevada tasa de desempleo de Estados Unidos continuará presionando a los gastos hogareños, dijo Fabrizio Dreda, presidente ejecutivo de Estee Lauder en una entrevista.

"El nivel de consumo durante la temporada navideña ha superado claramente al de la recuperación de la economía, y no creo que esto sea sostenible", señaló.

Las acciones de la firma alcanzaron un máximo histórico de US$92,59 este jueves después de subir casi un 67 por ciento durante el 2010.

"Si no están contentos hoy, no sé cómo hacer para que estén más felices ", dijo Freda en referencia a los inversionistas.

A las 19:55 GMT, los títulos de Estee Lauder subían un 13,74% a US$91,66 y los de Elizabeth Arden ganaban un 6,24% a US$26,56, tras haber escalado a US$27,8, su nivel más alto desde octubre del 2007.

La firma de artículos de belleza Sally Beauty Holdings Inc también superó las expectativas del mercado, con una fuerte alza en las ventas de sus tiendas, que ofrecen secadores de cabello entre otros productos.

Alza de previsiones. Estee Lauder está enfocada en cosméticos llamados de alta gama, mientras que Elizabeth Arden también apunta a un público menos específico con fragancias que comercializa en grandes tiendas como WalMart.

Las utilidades de Estee Lauder, excluyendo ítems, subieron a US$1,77 por acción y sobrepasaron la estimación promedio de los analistas de US$1,44, según datos de Thomson Reuters I/B/E/S.
Sus ventas crecieron un 10%, a US$2.490 millones y también superaron las expectativas.

"En general, este resultado indica que el gasto del consumidor en productos de belleza de alta gama sigue creciendo fuertemente", dijo Mark Astrachan, analista de Stifel Nicolaus, para quien Estee Lauder está expandiéndose "significativamente" más que sus rivales.

La compañía espera ganar de US$3,4 a US$3,6 por acción este año, previo a los costos derivados de la reestructuración, frente a su previsión de octubre que fue de US$2,9 a US$3,1.

Para el actual tercer trimestre, Estee Lauder pronosticó ganancias, antes de cargos por reestructuración, de 44 a 57 centavos por acción, con un alza de las ventas del 8,5 al 10.5%.

Los analistas esperaban una ganancia de 47 centavos por acción.

Elizabeth Arden ganó 1,2 dólares por acción, excluyendo ítems, y excedió el pronóstico promedio de los analistas que era de 1,04 dólares.
Sus ventas crecieron un 3,1 por ciento, a 405,6 millones de dólares y estuvieron ligeramente por debajo de las expectativas de Wall Street.

Elizabeth Arden ahora espera ganar de 1,4 a 1,5 dólares por acción este año, frente a un objetivo anterior de 1,15 a 1,25 dólares. La firma prevé un aumento del 4 al 5 por ciento en sus ventas, desde una estimación previa del 3,5 al 4.5 por ciento.