Sao Paulo. Fiscales brasileños pretenden multar por 100 millones de reales (US$25,91 millones) a Usiminas por presuntamente interferir en la nominación de un representante de sus trabajadores en la junta directiva, reportó este martes el diario Valor Econômico.

En una demanda civil, los fiscales también apuntan a multar con 5 millones de reales (US$1,29 millones) al miembro de la junta directiva Luiz Carlos de Miranda Faria por supuestamente no buscar el mejor interés de los empleados y favorecer a Usiminas, señaló Valor, citando documentos judiciales.

Usiminas no estaba inmediatamente disponible para realizar comentarios sobre el tema.

Luego de que un periódico local informara sobre la demanda civil, Usiminas dijo el lunes en una nota al regulador que la decisión de Miranda estaban de acuerdo con la legislación brasileña. Reuters no pudo contactar a Miranda.