Asunción. El ministerio de Hacienda insistió este martes ante los parlamentarios sobre la necesidad de que aprueben el proyecto de ley que pone en vigencia el impuesto a la renta personal (IRP), así como el proyecto que grava la exportación de soja, maíz y girasol. También pidió que se expidan sobre las donaciones pendientes.

En lo atinente a los impuestos, en la “hoja informativa” que el ministerio entrega a los legisladores, señala que “... terminaron las excusas para mantener bloqueado el IRP”, porque considera que uno de los argumentos esgrimidos para justificar su postergación es que el dinero recaudado sería malgastado por el gobierno y aplicado a gastos corrientes, al pago de sueldos.

“Esa excusa ya no sirve, porque el actual proyecto de ley contempla que los ingresos se destinarán solo a gastos de capital.

Además, que tampoco se exige ya la declaración patrimonial”, se lee en el informe.

Sobre el gravamen a la exportación, insiste Hacienda en que “no es justo que un sector que gana mucho aporte poco” y argumenta que el sector agropecuario solo aporta el 2,5% de la recaudación total.

Reitera a los legisladores que sería justo aplicar “un impuesto moderado y flexible sobre la exportación de soja, maíz y girasol en estado natural”.

También reclama la aprobación de donaciones otorgadas por el BID, así como las de Itaipú concedidas a Salud Pública.