El alza de categoría de su casa matriz junto a un consistente buen desempeño en el mercado local, le permitieron a Banco Itaú Chile mejorar su clasificación de riesgo de AA- a AA por parte de Fitch Ratings.

Según lo informado por esta agencia al mercado, tanto los depósitos a más de un año como los bonos senior se elevaron hasta AA desde AA-. Los bonos subordinados subieron hasta A+ (cl) desde A (cl). En tanto, la perspectiva de clasificación de largo plazo fue definida como “estable”.

En esta clasificación incidió, por un lado, la mejora en las clasificaciones de largo plazo en moneda extranjera de la casa matriz, Itaú Unibanco Holding hasta BBB+ desde BBB explicado por el alza en el riesgo soberano de Brasil. Por otra parte, influyó la performance de la entidad en el mercado local.

Al respecto, Fitch destacó que “Banco Itaú Chile mantiene un balance comercial equilibrado y una estable contribución de ingresos recurrentes. La clasificación valora su gestión de riesgos conservadora, en línea con las políticas de Itaú Brasil, junto a una saludable base de capital y liquidez que compensan, parcialmente, la concentración que mantiene dentro de su estructura de depositantes”.

La clasificadora de riesgo tuvo en cuenta aspectos como el crecimiento de préstamos del Banco durante el 2010 a tasas que duplicaron al sistema (15,6% versus 7,7%), así como sus menores costos de crédito (caída de 14,0% en el mismo período). 

De acuerdo a Fitch, estos elementos permanecerían en el mediano plazo beneficiándose de la favorable evolución del entorno. Por lo tanto, la perspectiva de clasificación de Banco Itaú Chile fue definida como “Estable”.

En Banco Itaú destacaron que “esta valoración es una importante señal de confianza que nos compromete a mantener el ritmo de crecimiento en un marco de adecuada rentabilidad, eficiencia y un estricto control de riesgos”.

A febrero de 2011, la entidad presentaba utilidades acumuladas por CH$10.127 millones (US$21,2 millones) implicando un crecimiento de 7% con respecto al mismo lapso del 2010, lo que contrasta con la caída registrada por el sistema financiero (-2%). 

Asimismo, las colocaciones totales crecieron 19% superando ampliamente el 11% exhibido por el sistema financiero, generando una participación de mercado de 3,6% y ubicando al Banco en el 8º lugar del ranking de colocaciones entre los bancos de Chile.