Fitch Ratings mejoró su panorama para Cemex SAB a positivo, medida que justificó por la mejora que experimentó el perfil crediticio de la empresa mexicana de cemento y materiales de construcción debido a sus iniciativas de reducción de deuda.

La empresa llegó a un acuerdo de financiamiento con los tenedores de deuda hace un año. Eso ayudó a que la carga de deuda de Cemex cayera a US$17.200 millones al 30 de junio frente a los US$21.200 millones del mismo lapso de hace un año.

Además, con montos casi iguales de deuda durante 2011 y efectivo, Cemex ha "mejorado sus perspectivas" para refinanciar un total de US$3.700 millones en deuda que vence en 2012 y 2013, según Fitch.

No obstante, la agencia calificadora espera que Cemex busque una enmienda a su acuerdo financiero en unos meses para aliviar la próxima presión de deuda.

Fitch asigna a Cemex una calificación "B", dos escaños por sobre territorio altamente especulativo. La agencia podría mejorar la calificación debido a que Fitch espera medidas de reducción de costos para ayudar a disminuir gradualmente los niveles de deuda.