Lima. Buenos tiempos experimenta la economía peruana. El Fondo Monetario Internacional destacó en su último reporte sobre Perú sus fundamentos económicos sólidos, un marco adecuado de políticas institucionales y políticas macroeconómicas prudentes orientadas a limitar sus vulnerabilidades.

Las perspectivas favorables de crecimiento económico en 2010 se proyecta que continúe a paso firme para la economía peruana, reforzando su tendencia de progreso en la última década.  Y que se espera que no pierda. Las perspectivas de mediano plazo siguen siendo prometedoras para el país, dado que están sustentadas en la implementación continua de un ambicioso programa de reformas estructurales.

Asimismo, el informe precisó que, como reflejo de estos logros, Perú consiguió el grado de inversión, otorgado por Fitch Ratings y Standard & Poor’s en el 2008 y por Moody’s Investors Service a finales del 2009, consolidando así su posición como una de las principales economías emergentes, de acuerdo a Andina.com

El FMI explicó que la capacidad de recuperación económica de Perú frente a la crisis financiera internacional fue resultado de la respuesta proactiva de las políticas monetaria y fiscal, así como de los sólidos fundamentos económicos.

Señaló que, gracias a las fortalezas económicas alcanzadas en los últimos años, el país pudo implementar políticas monetarias y fiscales contracíclicas, que ayudaron a evitar una contracción crediticia (credit crunch), respaldaron la demanda interna y sostuvieron el nivel de empleo.

Destacó que el Banco Central de Reserva (BCR) inyectó un monto sustancial de liquidez en el sistema financiero y redujo la tasa de referencia a un nivel mínimo histórico de 1.25 por ciento.

Además, el gobierno llevó a cabo un plan de estímulo económico que supuso un impulso fiscal.

El FMI subrayó que el sector financiero en Perú demostró su fortaleza frente a la crisis mundial gracias al sólido marco prudencial puesto en marcha en los últimos años y a su sólida posición inicial, manteniéndose bien capitalizado, líquido y rentable.

Las cuentas externas de Perú mostraron también su fortaleza frente a la crisis financiera mundial, agregó.

Para moderar la volatilidad de la moneda, el BCR intervino en el mercado de divisas comprando US$2.500 millones en lo que va año.

Detalló también que se espera un fuerte crecimiento en la actividad económica en el 2010 dada la mejora sostenida de las condiciones globales y el estímulo económico remanente.