El Fondo de Inclusión Económica para Zonas Rurales de Perú (Fonie) atiende 644 distritos de diferentes regiones del país, a través del financiamiento de los proyectos de inversión que presentan.

Diana Prudencio, directora general de Políticas y Estrategias del ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), destaca que en el presente año se han incluido a las comunidades amazónicas en los beneficios de este fondo.

"Vamos a poner especial atención a la población de las comunidades amazónicas que han estado olvidadas. Tenemos el pendiente con estas comunidades de cerrar brechas", manifiesta Prudencio.

Explica que el objetivo de este fondo es cerrar brechas en el acceso y calidad, así como en servicios de infraestructura básica, como agua y saneamiento, electrificación rural, comunicaciones y caminos vecinales.

Prudencio indicó que el Fonie cuenta con un presupuesto cercano a los US$400 millones para financiar la preinversión, inversión e intervenciones de mantenimiento en estas obras.

Manifestó que a la fecha el fondo ha realizado diez transferencias por casi US$200 millones, de los cuales la mayoría han sido transferidos a gobiernos locales.

"Los gobiernos locales tienen hoy esos recursos y están financiando obras o financiando estudios de preinversión", destaca Prudencio.

La funcionaria señala que la ley establece que los recursos del Fonie también deben ser utilizados para realizar estudios de diagnósticos y de prospección a fin de asistir técnicamente y brindar mayor información a las autoridades locales respecto a las brechas existentes.

"El equipo técnico del Fonie brinda esta asistencia de manera permanente, atiende consultas y también trabajamos de manera articulada con los sectores para poder ir identificando la mejora en algunos cuellos de botella", anotó.