Londres. El fondo Knight Vinke se convirtió este viernes en el primer accionista de Xstrata en hacer cuestionamientos públicos sobre el futuro del directorio de la empresa, en caso de que la oferta de compra de US$31.000 millones de Glencore fracase en una votación prevista para la próxima semana.

Varios accionistas han cuestionado en forma privada si los miembros del directorio de Xstrata deberían continuar en sus puestos en caso de que la operación fracase. El colapso del acuerdo, dicen, implicaría que el directorio no logró proteger los intereses de los inversores más allá de Glencore, que posee un 34% de la minera.

Un accionista dijo la semana pasada que esperaba cambios "a gran escala".

"En caso de que la transacción no sea aprobada, tenemos la intención de consultar con otros accionistas respecto a la composición de la junta directiva de Xstrata, para hacerla más independiente y fuerte", dijo Knight Vinke en un breve comunicado.

La largamente esperada oferta de Glencore por Xstrata es improbable que tenga éxito en los términos actuales, después de que el segundo mayor accionista de la minera, Qatar Holding, dijo explícitamente el jueves que votaría en contra de la actual propuesta de 2,8 nuevas acciones de Glencore por cada acción existente de Xstrata.

Knight Vinke - que posee un 0,5% de Xstrata, según datos de Reuters, lo que la sitúa entre las 20 mayores inversores institucionales, excluido Glencore - dijo que también votará en contra de la oferta a menos que los términos sean "sustancialmente mejorados".

"Si el consejo de Glencore no está dispuesto a pagar para adquirir el control que busca, nosotros apoyaríamos la independencia permanente de Xstrata como una empresa fundamentalmente fuerte y exitosa", dijo Knight Vinke.