Los exportadores que envían alimentos a Estados Unidos deben tener en cuenta tres nuevas regulaciones que aplica la Food and Drug Administration (FDA) desde el 31 de enero pasado, se informó.

Entre las normas se encuentra que las plantas empacadoras deben renovar su registro en el Ministerio de Salud Pública cada año.

“Anteriormente, las plantas solo se registraban una vez, pero ahora se deben hacer inspecciones cada año”, explicó el director del sector agrícola de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), Ricardo Santa Cruz.

Rastreo. Para ingresar comida en los Estados Unidos, las empresas también deben colocar en el código de barras el nombre de la parcela donde se cultivó, para que las autoridades de ese país puedan rastrearlas.

Santa Cruz explicó que, “anteriormente, cuando los consumidores se enfermaban y se sospechaba que el causante era un alimento importado, se invitaba a la compañía a retirarlo del mercado; ahora es obligatorio que lo haga”.