Reuters. El fabricante de automóviles estadounidense Ford Motor Co reportó el miércoles una ganancia mayor a la esperada en el segundo trimestre, pero casi duplicó sus estimaciones de pérdidas en Europa, donde la crisis económica ha empujado a las ventas de autos a su menor nivel en cerca de 20 años.

La segunda mayor automotriz de Estados Unidos ahora espera pérdidas de más de US$1.000 millones en Europa. Previamente, Ford había anticipado una pérdida anual en esa región de entre US$500 millones y US$600 millones.

Ford dijo que espera una baja en su ganancia operativa del año completo en comparación con el 2011 debido a las mayores pérdidas en Europa y a la desaceleración del crecimiento en Sudamérica.

En Europa, Ford está "enfrentando la situación con urgencia", dijo el presidente financiero Bob Shanks a periodistas en la sede central de la empresa en Michigan. "Estamos todos atentos a eso", afirmó.

La automotriz basó casi completamente sus ganancias del segundo trimestre en Norteamérica y en Ford Motor Credit, su brazo financiero. La empresa comercializó sus vehículos a mayores precios en Estados Unidos, lo que impulsó su ganancia operativa en Norteamérica a un poco más de 2.000 millones de dólares.

Ford informó una ganancia neta en el segundo trimestre de 1.000 millones de dólares, o 0,26 dólares por acción, por debajo de los 2.400 millones de dólares, o 0,59 dólares por título, del mismo período del año anterior.

La utilidad bajó parcialmente debido a un cambio contable aplicado este año que elevó su tasa efectiva de impuestos.

Excluyendo ítems extraordinarios, Ford ganó 0,30 dólares por acción. En promedio, los analistas esperaban una utilidad de 0,28 dólares por papel, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Las ventas cayeron un 6,2 por ciento a 33.300 millones de dólares en el trimestre.

Ford perdió 404 millones de dólares en Europa en el segundo trimestre, mientras registró una ganancia de 5 millones de dólares en América del Sur. En Asia, la automotriz perdió 66 millones de dólares.

Los temores sobre la salud de las operaciones en Europa han golpeado el precio de las acciones de Ford, que el martes bajaron a su menor nivel desde diciembre del 2009.

Europa representó un poco más de un cuarto de los ingresos de Ford el año pasado. Durante los primeros seis meses de este año, las ventas de la industria en Europa descendieron a su punto más bajo desde 1994.

Para enfrentar sus pérdidas en Europa en el corto plazo, Ford está recortando trabajadores temporales, reduciendo los días laborables y ralentizando el ritmo de ensamblaje de vehículos.

Ford también disminuyó sus gastos en patrocinio y publicidad, especialmente en países donde las ventas van más lento, dijo Shanks.