Pekín. Ford Motor planea aumentar a más del doble sus ofertas en los segmentos de vehículos en China, el principal mercado mundial, mientras acelera el lanzamiento de nuevos modelos, dijo este sábado un alto ejecutivo de la compañía.

"Si se piensa en el mercado como autos pequeños, medianos, grandes, vehículos utilitarios deportivos, todas esas partes distintas, hoy competimos en cerca del 22% de ese mercado", dijo a Reuters Will Periam, director de estrategia para las operaciones de Ford en el Asia Pacífico y Africa, en el marco de un foro de la industria en Tianjin.

"En el futuro, esperamos competir en cerca de 50% de ese mercado. Y eso será por las nuevas versiones de los productos que tenemos y todos los nuevos productos que no están aquí hoy", expresó.

La mayoría de los nuevos modelos serán armados en la planta de manufactura de Ford en China, incluyendo al nuevo Sedan Focus y a Kuga, un pequeño SUV, dijo Periam.

El mercado automotriz en China estuvo muy activo en el 2010, con 18 millones de unidades vendidas.

Pero ahora se ha revertido a un patrón de crecimiento más apagado, después de que el gobierno terminara con los incentivos tributarios para las ventas de autos pequeños y los subsidios para compradores de vans en las áreas rurales.

Dong Yang, secretario general de la Asociación China de Manufactureros de Automóviles, redujo su previsión para el incremento en las ventas de autos en el 2011 a 5% desde su estimación previa de entre 10 y 15%.

Periam espera que las ventas de autos alcancen los 32 millones de unidades para el 2020.

Actualmente Ford manufactura los modelos Focus, Mondeo, X-Max y Fiesta en una alianza de tres miembros con Chongqing Changan Automobile Co y Mazda Motor.

Su modelo de van Transit también es fabricado en Jiangling Motors, donde la automotora estadounidense posee 30%.

Ford, Mazda y Changan han pedido permiso a los reguladores chinos para dividir su triple alianza en dos emprendimientos conjuntos con participaciones de 50 y 50% y están aguardando la aprobación, dijo Periam.

En los primeros siete meses, Ford vendió 306.830 vehículos en China, un incremento de 13% con respecto al año anterior.

Periam le atribuyó el reciente crecimiento de Ford al lanzamiento del nuevo Mondeo, la sólida demanda por los modelos Focus y Fiesta, además de las agresivas expansiones de los concesionarios, agregando dos salones de venta por semana, en promedio.