México D.F. Este martes se reabrirá oficialmente en México la planta de Ford-Cuautitlán Izcalli, que producirá el nuevo Ford Fiesta 2011.

La fábrica requirió de una inversión cerca a los US$1.000 millones y generará unos 2.000 nuevos empleos.

La nueva planta contará con una capacidad máxima instalada de 324 mil unidades por año, aunque es sus primeros doce meses de funcionamiento producirá unas 180 mil unidades, número que irá incrementándose progresivamente.

En 2008, el complejo fue cerrado para someterla a transformaciones que le permitan producir el nuevo auto, informó Excélsior citando a Notimex.

En la nueva planta se incluyó la construcción de un área adicional para procesos de manufactura de 25 mil 800 metros cuadrados y operará con una línea de cinco prensas de alta productividad. También hay 270 robots instalados y sistemas de medición en línea, así como plataformas ergonómicas ajustables en el área de vestidura.

En una primera etapa el Ford Fiesta 2011 se distribuirá en México y ser exportará al mercado norteamericano.

Después se prevé que el vehículo se envíe a Brasil, Argentina, Chile y Colombia.