Detroit. Ford dijo este miércoles que está reduciendo su deuda en US$4.000 millones y que despejó el camino para eliminar pasivos por US$7.000 millones de su balance contable de este trimestre.

La automotriz anunció además que pagará US$3.800 millones en efectivo al fondo de pensiones para empleados retirados del sindicato de la industria, con lo que tranquilizó a los inversionistas que creían que saldaría esa deuda con la emisión de nuevas acciones.

La empresa también hará un pago en efectivo de US$255 millones para ponerse al día con tenedores de valores que habían sufrido un retraso en las compensaciones.

Ford culminó el primer trimestre con una deuda por el negocio automotor de US$34.300 millones, pero en abril canceló US$3.000 millones, lo que se verá en los resultados del segundo trimestre.

"Esperamos que la hoja contable siga mejorando a medida que avanzamos con nuestro plan", dijo el presidente ejecutivo, Alan Mulally, en un comunicado.