Santiago. Los voraces incendios que afectan al centro-sur de Chile han dejado hasta ahora pérdidas por US$350 millones a empresas forestales solamente en plantaciones devastadas, informó el lunes la asociación de firmas del sector.

El presidente de la Corporación Chilena de la Madera (Corma), Fernando Raga, explicó que los siniestros en los bosques de sus afiliadas representan un 15% del total de territorio arrasado por las llamas.

"La estimación nuestra a la fecha es que hay 70.000 hectáreas de plantación afectadas, sólo eso debe ser un costo del orden de los US$350 millones", dijo a periodistas.

Unos 600 brigadistas y expertos de Argentina, Brasil, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, Japón, México, Panamá, Perú, Portugal y Venezuela, junto al personal local, combaten actualmente 58 focos en varias regiones.

El ejecutivo enfatizó que la cifra no incluye pérdidas de plantas industriales ni en productos.

Arauco, uno de los mayores productores mundiales de celulosa y unidad del grupo Empresas Copec, informó la semana pasada que un aserradero fue afectado por los siniestros. 

Según cifras oficiales, los incendios han consumido unas 367.000 hectáreas, dejando 11 personas fallecidas, más de 3.700 damnificados y cerca de mil casas destruidas.

Unos 600 brigadistas y expertos de Argentina, Brasil, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, Japón, México, Panamá, Perú, Portugal y Venezuela, junto al personal local, combaten actualmente 58 focos en varias regiones, mientras que otros 55 focos están controlados y 11 extintos.