Lima. La Convención Nacional del Agro Peruano (Conveagro) afirmó este jueves que la formalización de la propiedad, sobre todo de pequeños agricultores y la implementación de autogravámenes o instrumentos parafiscales, son dos herramientas claves para la competitividad del país.

En tanto, explicó que los autogravámenes o instrumentos parafiscales se aplican en Colombia y otros países para fortalecer capacidades y competencias de los productores, sobre todo a través de sus organizaciones.

Por ello, la presidenta de Conveagro, Lucila Quintana, afirmó que los gremios asociados a esta organización insistirán en que ambas propuestas formen parte de los planes de trabajo del Ministerio de Agricultura (Minag).

Además, manifestó que espera que la política agraria del Minag para los próximos cuatro años, anunciada por el titular del sector, Luis Ginocchio, se haga realidad y se implemente de la mano de las organizaciones y gremios agrarios.

"El énfasis puesto por el ministro en dar prioridad en la atención a los pequeños, medianos agricultores y comunidades campesinas con enfoques de gestión, competitividad, inclusión y sostenibilidad, hace ver que en este gobierno el agro marginado de las políticas tendrá su gran oportunidad", mencionó Quintana.

En tanto, afirmó que uno de los temas sustanciales en el agro es la necesidad de fortalecer a las organizaciones sobre la base de mecanismos que les permitan acompañar el proceso de cambios manifiesto en la actual gestión y hacer sostenible la actividad.

"Otro tema que debemos apoyar es el fortalecimiento del Banco Agropecuario (Agrobanco), dotándolo de recursos y capacidad que le permita llegar con tasas promocionales a los pequeños y medianos productores que este gobierno ha priorizado. Este es un antiguo reclamo desde la creación de la entidad financiera", indicó.

Además, la presidenta de Conveagro destacó el compromiso de promoción de la asociatividad de los productores para que tengan condiciones de afrontar con éxito los retos del mercado y la competitividad empresarial.

Ello mediante el plan de rebajar los costos de producción en el campo a través de la importación directa de insumos como fertilizantes, pesticidas y equipos menores, herramientas que serán claves para disminuir la pobreza rural.

Quintana indicó que Conveagro ha advertido que la concentración de tierras en pocas manos es peligrosa para la seguridad alimentaria porque genera posición de dominio en el mercado, afectando criterios de equidad, situación que puede evitarse democratizando la propiedad.

En ese sentido, opinó que el Minag debe acercarse al productor y acompañarlo en su camino hacia el desarrollo y sostenibilidad, y para eso los gremios tienen total disposición.