En el cuarto trimestre del 2014, la fortuna de Carlos Slim Helú se redujo en 80.552 millones de pesos (US$5.196 millones), en buena medida por las caídas del valor de mercado de América Móvil, en 48.846 millones de pesos (US$3.158,8 millones), y de Grupo Carso, que retrocedió 13.556 millones de pesos (US$874,4 millones).

El Índice Slim, elaborado por la Unidad de Inteligencia de El Economista, revela que el último cuarto del 2014 se caracterizó por los números rojos en la variación del valor de mercado de las empresas de Slim. Prácticamente todas sus empresas de servicios, comerciales e industriales -excepto la telefónica KPN, que tuvo una ganancia de 1.477 millones de pesos (US$95,2 millones)- cerraron con variación negativa en su valor de mercado.

Tras promulgarse la nueva Ley Federal de Telecomunicaciones, Iusacell y Nextel fueron puestas a la venta. AT&T adquirió Iusacell y anunció un acuerdo para adquirir Nextel, lo cual propició un cambio en el mercado mexicano y motivó que el rally alcista del tercer trimestre del 2014 cambiara de tendencia.

El cuarto trimestre del 2014 se caracterizó por volatilidad cambiaria significativa global y la expectativa de alza en la tasa de interés por la Reserva Federal de EU, debido a que la economía de ese país dio señales de mejora.

Las divisas de economías emergentes resintieron dicho efecto frente al dólar, y también el euro, aunque en este último caso se magnificó por la expectativa de un programa monetario expansivo por parte del Banco Central Europeo.

[[wysiwyg_imageupload:5474:]]

El dólar subió 12,6% frente al peso en octubre-diciembre; 13,4% frente al real brasileño; 24,2% frente al peso colombiano y 13,6% en relación con el euro.

El consolidado del estado de resultados de las empresas de Slim, segundo hombre más rico del mundo, con US$77.100 millones, arroja una pérdida por fluctuación cambiaria en el cuarto trimestre del 2014, de 25.230 millones de pesos (US$1.627,5 millones), 145% superior a la del mismo trimestre del 2013. Ello impactó a la utilidad neta, que fue de 7.874 millones de pesos (US$507,9 millones), 71% inferior a la registrada en el mismo lapso del 2013.

Los ingresos por datos móviles crecieron 14,6%, y continuaron siendo el impulsor más importante de crecimiento, seguido por TV de paga, que creció 12,7%, en ambos casos con un ritmo similar al del trimestre previo. Los ingresos de banda ancha crecieron 12%, mientras que los ingresos de voz continuaron de picada en ambas plataformas, en parte por las medidas regulatorias.

La reforma en telecomunicaciones obligó a Slim a replantear su estrategia de negocio, pues los ingresos por servicios bajaron 1,2%, los ingresos de voz móvil cayeron 14,7% y el precio promedio por minuto disminuyó 15,2%, en tanto que los ingresos de datos móviles crecieron 12,9% y los ingresos de banda ancha y datos corporativos crecieron 12,6% en el 2014, respecto del 2013.

De acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a partir del 2018 habrá una nueva entidad con participación del Gobierno Federal, que iniciará operaciones en el 2018. Ofrecerá una red mayorista compartida que puede ser utilizada por los Operadores Móviles Virtuales que buscan competir con AT&T, Telefónica y Telcel, .

En Brasil, se le concedió a AMX el uso de 20 MHz de espectro en la banda de 700 MHz a un costo de US$763,5 millones. En Argentina, obtuvo 20 MHz en la banda de 1,700MHz, y 30MHz en la banda de 700 MHz, por lo que pagaron US$641 millones.

Así, paulatinamente el mercado mexicano pierde importancia frente al de Brasil, el cual registró en el 2014 el volumen de operación más grande y mayor crecimiento con 107.2 millones de accesos, un aumento 5,7% respecto al año previo.

El total de suscriptores aumentó 3,5% el año pasado en Brasil, frente a la reducción de 2,8% en México y previsiblemente en el 2015 el peso específico del mercado carioca será mayor.

Slim no es propietario del total de las acciones de las empresas que integran el Índice, pero si incide de manera importante la estrategia de inversión.

[[wysiwyg_imageupload:5475:]]