Paris. La francesa Lafarge reportó una ganancia neta menor que la prevista en el 2010 y pronosticó una mayor demanda de cemento en sus mercados este año gracias al rápido crecimiento económico en los países emergentes, donde concentra alrededor de un 70% de su capacidad de producción.

La mayor productora mundial de cemento pronosticó el viernes un alza de entre un 3% y un 6% en la demanda de cemento en sus mercados en el 2011. Para el 2010, había previsto un rango entre un declive de un 1% y un alza de un 3%.

Además, la empresa reducirá su dividendo a la mitad y que venderá activos para bajar a €14.000 millones (US$19.000 millones) su deuda.

Lafarge agregó que pondría sus actividades cementeras británicas en un emprendimiento conjunto con la minera Anglo American.

Reportó un incremento de un 12% en su utilidad neta para el 2010, en el extremo inferior de las expectativas.

Las acciones de Lafarge subían un 3,03% a las 1458 GMT, ocupando el segundo lugar entre las acciones europeas líderes con mayor avance.

Analistas dijeron que la decisión sobre el dividendo era algo en general esperado, dado que la compañía quiere hacer más llevadera la deuda asumida para la compra en el 2007 de la firma egipcia Orascom Cement por €8.800 millones (US$11.948 millones).

El presidente ejecutivo de Lafarge, Bruno Lafont, dijo que la actividad en Egipto casi ha regresado a los niveles observados antes del reciente levantamiento contra el ex presidente Hosni Mubarak, lo que obligó a algunas cementeras a suspender parte de la producción.

Fundada en el siglo XIX por una dinastía industrial francesa, Lafarge se ha expandido fuertemente en Oriente Medio y Asia en los últimos cuatro años mediante adquisiciones que han traído tensión a su hoja de balance.

Lafarge dijo que aceleraría su reducción de deuda bajándola en al menos €2.000 millones (US$2.715 millones) este año, la mitad de los cuales provendrían del recorte a la mitad del dividendo anual a 1 euro y a una disminución de costos.

Lafarge, que compite con la suiza Holcim y la mexicana Cemex, dijo además que planea captar €750 millones (US$1.018 millones) con ventas de activos no estratégicos este año, tras los más de 500 millones en ventas del año pasado.

Resultados. La utilidad neta subió a €827 millones (US$1.122 millones) en el 2010, frente a los €849 millones (US$1.152 millones) esperados por el mercado.

La utilidad operacional se hundió un 1% a €2.440 millones (US$3.313 millones), con un aumento de un 2% en las ventas a €16.200 millones (US$21.996 millones).

Como muchas compañías europeas que reportan sus ganancias esta semana, Lafarge destacó un repunte en la demanda durante el cuarto trimestre y dijo que mientras las economías emergentes siguen conduciendo la demanda, las naciones desarrolladas se recuperan lentamente.

Lafarge dijo que los volúmenes subieron un 2% durante el cuarto trimestre y que el crecimiento en América del Sur y América del Norte ayudó a compensar un declive en otras regiones. Los volúmenes cayeron un 4% durante el año completo.