París. Francia, EEUU y el presidente del G-20, México, celebrarán una conferencia telefónica a finales de agosto para discutir si hace falta una reunión internacional de emergencia para abordar la subida en los precios del grano provocada por la peor sequía de EEUU en medio siglo.

Un miembro del ministerio francés de Agricultura dijo que en la llamada se decidirá si convocar la primera reunión del Foro de Respuesta Rápida. Ese organismo fue creado el 2011 para fomentar las conversaciones raudas entre parlamentarios con poder para tomar decisiones sobre condiciones anormales del mercado, en un intento de evitar acciones unilaterales.

"Si la situación lo requiere, podría convocarse una reunión del Foro de Respuesta Rápida tan pronto como a principios de septiembre", dijo la fuente, añadiendo que el foro podría celebrar sus conversaciones en persona o por conferencia telefónica.

"El objetivo es hablar de la situación y evitar medidas como embargos a la exportación que serían dañinos para todos", dijo.

El maíz en la Bolsa de Chicago subió el viernes a un máximo récord después de que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos redujera su estimación de producción en un 17%, intensificando los temores de que el mundo se encamine a una repetición de la crisis de alimentos de 2008.

La FAO dijo la semana pasada que su índice de precios de alimentación había subido en 6% en julio, por encima de los números de 2008, y advirtió en contra de las prohibiciones de exportación, aranceles y compras masivas que empeoraron el auge de precios hace dos años.

La conferencia telefónica trataría un informe sobre precios agrícolas solicitado el mes pasado por Francia y realizado por el Sistema de Información del Mercado Agrícola (AMIS, en sus siglas en inglés).

El sistema, creado el año pasado por iniciativa de Francia y se diseñó para compartir información sobre los precios de la cosecha, y está considerado como una repuesta de política clave a la crisis del 2007-08.

Francia preside ahora tanto el foro como el AMIS, que tiene su sede en las oficinas de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Acricultura (FAO) en Roma. EEUU tomará las riendas en octubre.

"Francia (...) y EEUU permanecen atentas a cualquier nuevo dato que pueda justificar una reunión del Foro de Respuesta Rápida", dijo el lunes en un comunicado el ministro francés de agricultura Stephane Le Foll.

El foro no tiene poder para imponer decisiones vinculantes a los estados miembros, pero se espera que las conversaciones en su seno puedan disuadir a los países de tomar medidas unilaterales.

Rusia prohibió la exportación de grano durante casi un año tras una severa sequía hace dos años, y los problemas climáticos de este han avivado el temor en los mercados de que pueda recurrir a limitar las exportaciones de nuevo. Sin embargo, las autoridades francesas han dicho de que Rusia ha dado indicios tranquilizadores en ese sentido en contactos a través de AMIS.

La FAO dijo la semana pasada que su índice de precios de alimentación había subido en 6% en julio, por encima de los números de 2008, y advirtió en contra de las prohibiciones de exportación, aranceles y compras masivas que empeoraron el auge de precios hace dos años.

Christopher Matthews, portavoz de la FAO, dijo el lunes que participaría en la conferencia telefónica en calidad de secretario de AMIS.

"La llamada tratará de lo que puede o no puede hacerse", dijo. "Será una primera discusión, con la idea de probablemente convocar una cumbre en una fecha posterior, aunque esto aún no se ha decidido".