París. Francia ha movilizado a la entidad del G-20 que lidia con la información sobre el mercado agrícola debido al aumento de los precios de la soya y los granos, y está preparada para convocar a una reunión de emergencia de funcionarios de Agricultura en caso de de ser necesario, dijo este sábado el Gobierno en París.

Una severa sequía en Estados Unidos ha generado un aumento global de los precios de los cereales y provocó preocupaciones de posibles restricciones a exportaciones y una mayor volatilidad de los valores.

El año pasado, los ministros de Agricultura del Grupo de las 20 mayores economías estableció un sistema para recabar y analizar información a fin de mejorar la transparencia de los mercados agrícolas, con el objetivo de abordar la volatilidad de precios y garantizar la seguridad alimentaria.

Francia, que el año pasado tuvo la presidencia del G-20, encabeza aquella entidad y un foro llamado "de reacción rápida" para manejar crisis de los mercados del sector.

La ministra de Agricultura, Stephane Le Foll, dijo en un comunicado que había movilizado la entidad sobre la venta de granos a fin de "seguir de cerca la evolución de las cosechas y los mercados".

El presidente Francois Hollande dijo este sábado durante una visita a una granja en el sur de Francia que los granjeros ya estaban sintiendo la presión del aumento de los precios.

"Los agricultores están enfrentando una situación particularmente tensa por el aumento de los precios de los granos, esta es la razón por la cual le pedí a Stephane Le Foll que movilice el cuerpo del G-20 que debería medir la volatilidad de precios de las materias primas, y especialmente los granos", sostuvo.

Le Foll dijo que también convocaría a una reunión de un foro de rápida reacción para la situación de los granos en Estados Unidos y Rusia - donde los daños por la sequía y las bajas existencias han elevado la posibilidad de que haya límites a las exportaciones - si es que el escenario se deteriora más.