París. La ministra francesa de Ecología, Desarrollo Sostenible y Energía, Delphine Batho, anunció este martes una subasta para la concesión de dos parques eólicos en las aguas atlánticas del país, la segunda licitación de este tipo en Francia.

Las nuevas instalaciones, que deberán entrar en funcionamiento antes de 2023, supondrán una inversión de unos 3.500 millones de euros (US$4.571,7 millones) y contribuirán a garantizar los 10.000 empleos directos que el gobierno quiere tener en la industria eólica, indicó Batho en un comunicado.

Los molinos estarán situados frente a la ciudad de Tréport, al noroeste del país, y ante las islas de Yeu y Noirmourtier, algo más al sur.

Los nuevos parques tendrán una capacidad de generar hasta 1.000 megavatios de potencia, la mitad de las cuatro centrales marítimas ya adjudicadas en las costas francesas a dos consorcios, uno formado por EDF y Asltom y un segundo atribuido a la española Iberdrola y la francesa Areva.