Lima. La minera estadounidense Freeport-McMoRan Copper & Gold Inc dijo que el personal de supervisión y voluntarios están operando su mina de cobre Cerro Verde en Perú y que la producción no ha resultado afectada por una huelga.

"La producción de concentrados de cobre y molibdeno no ha resultado materialmente afectada por el paro que comenzó el 29 de septiembre", dijo a Reuters el portavoz Eric Kinneberg a través de un correo electrónico.

"Continuaremos negociando un nuevo contrato laboral para reemplazar el que expiró el 31 de agosto del 2011", refirió.

Las negociaciones del viernes pasado no lograron poner fin a la paralización en el enorme yacimiento, que produce un 2% del cobre global.

Kinneberg dijo, además, que Cerro Verde está operando "con personal de supervisión y voluntarios para trabajar bajo condiciones de paro".

En lo que pareció un intento por presionar a la compañía estadounidense para alcanzar un pacto y elevar los salarios de los operarios, el gobierno del presidente Ollanta Humala respaldó una resolución que declaraba legal la huelga.

Esta situación le da al sindicato el derecho a solicitar formalmente al gobierno que establezca un acuerdo salarial que pondría fin a la paralización.