En entrevista con el diario alemán Bild, Donald Trump dijo que los fabricantes germanos de automóviles deberán pagar un 35% de impuestos, si deciden vender vehículos en Estados Unidos que no hayan sido producidos en ese país.

"Le diría a BMW que se olvide si quiere construir una fábrica en México y vender coches en Estados Unidos sin una tasa del 35%", respondió al ser preguntado por los planes de la empresa alemana de abrir en 2019 una planta en el país vecino. Trump recomendó a BMW construir su fábrica en Estados Unidos.

Ministro de Economía alemán llama a la calma. El futuro presidente elogió a Alemania como un "gran país productor". "Cuando uno pasea por la Quinta Avenida (en Nueva York), hay un Mercedes Benz delante de cada casa", señaló el magnate. Sin embargo, agregó que los germanos son injustos de cara a los estadounidenses: En cambio, "¿cuántos automóviles Chevrolet hay en Alemania? No muchos, quizá ninguno".

Ante la masiva crítica del presidente electo, el ministro alemán de Economía, Sigmar Gabriel, hizo un llamado a no perder la calma y esperar a ver qué pasa. El socialdemócrata subrayó que Alemania no es inferior, sino un país fuerte que debe defender su postura con confianza.

En cuanto a los aranceles aduaneros elevados para los vehículos importados, Gabriel dijo que esa medida afectaría la propia industria automotriz estadounidense, que "empeoraría, se debilitaría y se encarecería". 

BMW no se deja impresionar. El fabricante BMW se mostró poco impresionado por la crítica del presidente electo estadounidense, y aseguró que no desistirá de sus planes de construir una planta en México. "El grupo BMW se siente en casa en Estados Unidos", señaló la empresa como reacción a la entrevista de Trump.

Además, en declaraciones a DW, un portavoz del fabricante de automóviles señaló que la mayor planta de la empresa bávara se encuentra en Spartanburg, en el estado de Carolina del Sur. Ahí se producen todos los modelos de la serie X, más de 411.000 unidades al año. El 70% de estos vehículos es exportado, lo que convierte a BMW en una de las principales empresas exportadoras en Estados Unidos.

Además, se está ampliando la planta para producir 450.000 vehículos, aseguró el portavoz. Con la construcción de la fábrica en San Luis Potosí no se trasladarán puestos de trabajo de Estados Unidos a México, agregó. En el país latinoamericano BMW pretende fabricar a partir de 2019 la limusina Serie 3 para el mercado mundial. Según informaciones de BMW, esta empresa emplea en Estados Unidos tanto directa como indirectamente a 70.000 personas, 8.800 en la planta en Spartanburg. 
 
Globalización vs. proteccionismo. Matthias Wissmann, presidente de la Unión de la Industria Automotriz de Alemania (VDA, por sus siglas en alemán), dijo tomar en serio las declaraciones de Trump. No obstante, duda que el Congreso estadounidense vaya a aprobar sus planes arancelarios. En tiempos de la globalización, las buenas relaciones comerciales son decisivas para el crecimiento económico, indicó. En palabras de Wissmann, "solo se puede advertir de la tendencia al proteccionismo a nivel mundial. Pese a los aparentes beneficios a corto plazo, al final, todos los países se verán afectados", sentencia.