Lima. La compañía Frontera Energy logró cerrar exitosamente la emisión de US$350 millones en bonos de deuda no garantizados con vencimiento al 2023 y a una tasa de 9,70%.

"Con el cierre de esta oferta, Frontera está bien posicionada para ejecutar su crecimiento de la producción a través de iniciativas estratégicas y de exploración de alto impacto”, manifestó el CEO de la compañía, Richard Herbert.

“Esta es nuestra primera oferta en el mercado de capital desde la reestructuración financiera en 2016 y estamos muy satisfechos con el apoyo mostrado por los inversionistas”, agregó.

Precisó que los recursos provenientes de esta colocación de bonos servirán para recomprar los bonos que se emitieron en el 2016 con unos términos poco favorables para Frontera, ya que se hizo en medio de la reestructuración de la compañía.

"Esta recompra de bonos, tan solo dos años después de su emisión, demuestra el progreso que la compañía ha logrado en el fortalecimiento de su posición financiera en un período relativamente corto", afirmó Gabriel de Alba, presidente de la junta directiva de Frontera Energy.

Otros efectos positivos incluyen que la fecha de maduración de los bonos de deuda se extenderá, pasando del 2021 al 2023, lo cual dará mejor posicionamiento financiero. 

Adicionalmente, la compañía contará con recursos disponibles para desarrollar proyectos estratégicos.