Caracas. El ministro de Petróleo de Venezuela, Rafael Ramírez, dijo este martes que el fuego que azotó a la mayor refinería del país miembro de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), fue finalmente extinto luego de casi cuatro días de batalla contra las secuelas de la explosión producida el sábado y que mató a 48 personas, causando daños masivos.

Ramírez estimó que una vez controlado el incendio podrán iniciar el arranque de la planta con capacidad para producir 645.000 barriles por día (bpd) en los próximos dos días.

A temprana hora de este martes, Venezuela logró apagar  dos de los tres tanques que seguían ardiendo en la refinería Amuay, sin embargo, poco minutos después testigos afirmaron que las llamas volvían a encederse.

"Ya no hay manera de que el incendio se propague a otros tanques porque están vacíos o tienen otro tipo de hidrocarburos menos inflamables", agregó el también es presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) durante la mañana de este martes.