Fundación Repsol, perteneciente a la petrolera española, donó US$453 mil para la construcción de un tercer módulo del hospital San José Obrero en la localidad cruceña de Portachuelo. La donación permitirá la construcción del área de Pediatría con capacidad para 18 camas y de la sala de Emergencias que contará con cinco cubículos y una sala de recuperación. Según lo publicado por El Día, en este nuevo sector además se instalará el laboratorio, la farmacia y las oficinas para trabajo social.

La obra de ampliación, con una duración estimada de dos años, beneficiará a más de 20 mil personas de la misma población, ubicada a 68 kilómetros de Santa Cruz, y de las comunidades rurales de Quimorí, Urucú, Los Zabritos y Porvenir, que se encuentran en la provincia Sara.

Óscar Azaeda, director del Hospital manifestó su agradecimiento señalando que “era sueño que parecía imposible, pero sí, lo hicimos con una visión a largo plazo. Dejamos los proyectos para poder verlos terminar y hoy vemos que se ha hecho realidad”.

El gerente de relaciones externas de Repsol, Miguel Cirbián, explicó que todos estos recursos, vienen de la central de la compañía en Madrid, España. Cirbián indicó que esperan que las relaciones de ayuda a las comunidades sigan creciendo y aseguró que se tiene presupuestado un gasto de US$200 por niño en médicos, alimentos y medicación.