Hong Kong. La producción de las fundiciones de cobre de China no se vería afectada en el corto plazo por una suspensión de los embarques de la tercera mayor mina de cobre del mundo, la chilena Collahuasi, dijeron este martes responsables de las fundiciones.

Eso se debe a que estas instalaciones tienen existencias de concentrados en niveles más que suficientes, explicaron.

Collahuasi declaró la fuerza mayor, una cláusula que exime a la compañía de las entregas pactadas en los contratos debido a acontecimientos más allá de su control, para las ventas de concentrados, después de que un accidente del fin de semana provocó el cierre de su terminal portuaria marítima clave.

China. Se estima que la mina, que pertenece a Anglo American y Xstrata, suministra 400.000 a 500.000 toneladas de concentrados de cobre al año, alrededor de un tercio de la producción de concentrados de la explotación, a China, el principal comprador de concentrados de Asia.

"No creemos que la fuerza mayor nos afecte. Nosotros ya recibimos todos los concentrados del 2010 de la mina y los embarques del 2011 serán meses después", dijo un gerente de comercialización de una fundición grande, agregando que la firma no había recibido un aviso de fuerza mayor por el concentrado de Collahuasi.

Sostuvo que las grandes fundiciones chinas tienen altos inventarios de concentrados actualmente. Algunas de las fundiciones incluso almacenan concentrado importado en depósitos en puertos de arribo, pues carecen de espacio de almacenamiento en las plantas.

Altos precios. Los altos precios del cobre en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) MCU3, que determinan el precio de las importaciones de concentrados a China, y marcaron este martes un récord de US$9.279,75, también mantuvieron a las fundiciones chinas alejadas de las importaciones al contado, dijo el gerente.

Un ejecutivo de otra fundición grande dijo que la firma había recibido un mensaje de correo electrónico de la fuerza mayor de parte de un proveedor de los concentrados de la mina Collahuasi, pero que no estaba seguro sobre un embarque contratado para marzo.

"Ellos dijeron que no estaba claro si nuestro embarque, programado para ser cargado en el puerto de partida en marzo, será afectado", dijo el ejecutivo, quien pensaba que el aplazamiento de las exportaciones de concentrados de Collahuasi sería de corta duración pues el problema no estaba en la producción de la mina.

Pero las demoras podrían hacer bajar los cargos por tratamiento y refinación (conocidos en inglés como TC/RC), que pagan los vendedores a las fundiciones asiáticas de cobre por convertir concentrados al contado en metal refinado, ya que baja el suministro, dijeron operadores.

Los TC/RC por los concentrados al contado ya habían bajado este mes después de que las fundiciones chinas incrementaran sus compras en los dos meses previos, luego de que los cargos ascendieron a unos US$100 la tonelada y 10 centavos la libra.