La Fiscalía Nacional Económica (FNE) está monitoreando la situación de la cada vez más cercana fusión entre las principales concesionarias de autopistas del país. El pacto sería entre la italiana Atlantia y la española Albertis. En su conjunto reportan más de US$756 millones en ventas en Chile, es decir más de 409 mil millones de pesos.

Dependiendo de cuánto tarden las negociaciones, que fueron dadas a conocer a través de un comunicado de prensa el 18 de abril por la empresas a nivel internacional, será el escenario que enfrentarán.

Lo anterior, ya que según el nuevo reglamento de libre competencia, que entra en vigencia a partir del próximo el 1 de junio, las empresas que quieran fusionarse y cuyas ventas conjuntas sean iguales o superiores a 1.800.000 Unidades de Fomento, o US$73 millones y las individuales iguales o superiores a 290.000 UF o US$11,8 millones, deberán obligatoriamente notificar a la FNE. Según detalló el diario Pulso.

De acuerdo a la publicación, la Fiscalía Nacional Económica detalló que los antecedentes dan cuenta de la posibilidad de concretar una operación entre ambos conglomerados. Pero al encontrarse actualmente en una fase muy preliminar y genérica, no se ha abierto una investigación al respecto.

Ambas empresas cubren gran parte de a infraestructura vial del país. La española Albertis controla la Autopista Central, Rutas del Pacífico, Autopista del Sol, Autopista Los Andes, Del Elqui y Autopista Los Libertadores.

En tanto, la italiana Atlantia participa en seis concesiones viales en Chile: en del Grupo Costanera; opera la autopista Costanera Norte, Nororiente, Vespucio Sur, Litoral Central y Acceso Vial AMB. Atlantia también controla la sociedad concesionaria Los Lagos, en la Ruta 5 (tramo Río Bueno, Puerto Montt).