Río de Janeiro.  La marca británica de bebidas Britvic compró por 121 millones de libras esterlinas (alrededor de US$187 millones) la empresa de zumos brasileña Ebba, dueña en el país de las marcas Maguary y Dafruta y un conglomerado.

Según anunciaron ambas empresas, el acuerdo será financiado por la emisión de acciones.

Este acuerdo le da a Britvic acceso al sexto mayor mercado de bebidas del mundo, y amplía su expansión internacional, que ya está en Estados Unidos, India y España.

El grupo británico es líder en varias categorías en el segmento de bebidas no alcohólicas en países europeos y cuenta con más de 3.000 trabajadores en todo el mundo.

Por su parte, Ebba es la mayor suministradora de zumos concentrados de Brasil y la segunda mayor de zumos y néctares preparados listos para beber.

La intención de Britvic, según la nota, es doblar los beneficios de Ebba y doblar el margen bruto de lucro para 2020, invirtiendo en marcas como Maguary y Dafruta, y llevando los productos de Britvic a Brasil.

Britvic reúne un portafolio de más de 30 marcas y está asociada con PepsiCo desde 1987.