EPM y AEI firmaron un acuerdo para adquirir, por valor de US$200 millones, el 100% de dos importantes sociedades relacionadas con el negocio de electricidad en Centroamérica: Panama Distribution Group (PDG), que tiene una participación accionaria del 51% de Elektra Noreste S.A. (ENSA), y AEI El Salvador Holdings Ltd., que cuenta con el 86.41% de distribuidora de Electricidad del Sur (Delsur).

El comunicado de prensa de EPM dice que la negociación incluyó también las participaciones accionarias con control de las siguientes empresas constituidas para prestar servicios a esta última: Electricidad de Centroamérica Ltda. de C.V. PPLG El Salvador II, e Innova Tecnología y Negocios S. A. de C.V.

EPM, casa matriz del Grupo EPM, es la mayor empresa de servicios públicos de Colombia, en los sectores de energía (opera 36 centrales hidráulicas, 4 térmicas y un parque eólico), aguas (acueducto y alcantarillado) y telecomunicaciones.

En términos de clientes y ventas de energía, Elektra Noreste S. A. (ENSA) es la segunda distribuidora eléctrica de Panamá. Atiende a más de 360 mil clientes y cuenta con una concesión exclusiva para atender la región noreste del país, que incluye el puerto de Colón y la bahía de Panamá, y cerca del 50% del área de la ciudad de Panamá, sede de las principales actividades comerciales e industriales de ese país, detaca el informe de prensa de la empresa.

La Distribuidora de Electricidad del Sur (Delsur), con 320 mil clientes, es la segunda empresa de este sector en El Salvador y se dedica a la transformación, distribución y comercialización de energía en la zona Centro-Sur del país, principalmente en los departamentos de La Libertad, San Salvador, La Paz, San Vicente y Cuscatlán.

Financiamiento programado. El negocio se hará con los montos de caja reservados por EPM desde diciembre de 2010, fecha que inicialmente se había definido para firmar la transacción, y no afecta los recursos necesarios para acometer las inversiones ya comprometidas en Colombia.

Dice el informe que para el Grupo EPM esta inversión representará un nuevo avance en el cumplimiento de su estrategia de internacionalización y crecimiento en el negocio de energía.

“Una vez se cierren las transacciones, EPM seguirá consolidándose en el mercado centroamericano de energía eléctrica, complementando su reciente adquisición en Guatemala”, destacó el gerente de EPM, Federico Restrepo Posada.

Resaltó que “esta será una grata oportunidad para trabajar juntos, en equipo, con responsabilidad social y ambiental, con todo el respeto que merece cada cultura y el valor que le otorgamos a la experiencia y al conocimiento de su grupo humano. Por tratarse de negocios ya reconocidos en sus propios mercados, nuestros esfuerzos se podrán concentrar en potenciar esa suma de recursos, de saberes y de tecnologías para el beneficio de los clientes”.

EPM, casa matriz del Grupo EPM, es la mayor empresa de servicios públicos de Colombia, en los sectores de energía (opera 36 centrales hidráulicas, 4 térmicas y un parque eólico), aguas (acueducto y alcantarillado) y telecomunicaciones.

En total, posee el 25% del mercado de distribución, máximo tope regulatorio al que puede llegar, lo cual le impide aumentar su participación en el mercado colombiano.

Con la adquisición de ENSA y Delsur, el Grupo EPM recibirá en total a 680 mil nuevos clientes en el servicio de distribución de energía, que se suman a los más de 4 millones de clientes que atiende, agrupados en las siguientes filiales: Electrificadora del Quindío S.A. (EDEQ), Central Hidroeléctrica de Caldas S.A. (CHEC), Electrificadora de Santander S.A. (ESSA), Centrales Eléctricas de Norte de Santander S.A. (CENS) y Empresa Eléctrica de Guatemala S.A. (EEGSA).

A partir de esta transacción, EPM sumará US$657 millones anuales a los ingresos del Grupo Empresarial.