Pfizer Inc. informó este martes que adquirirá King Pharmaceuticals Inc. por US$3.600 millones, lo que constituye una nueva operación en que una gran compañía farmacéutica absorbe a un rival en momentos en que el sector enfrenta problemas vinculados al vencimiento de patentes.

El acuerdo se produce un año después de que Pfizer comprara Wyeth en US$68.000 millones, lo que dio lugar a una ola de fusiones en la industria farmacéutica.

Las grandes fabricantes de medicamentos hacen frente a la expiración de patentes de muchos productos con altas ventas, lo que abre las puertas a versiones genéricas más baratas de esos medicamentos.

Según el acuerdo, Pfizer pagará US$14,25 por cada acción de King, una prima del 40% sobre el precio de cierre del mercado el lunes. La acción de King había caído hasta el lunes un 17% en lo que va del año, a medida que la compañía tiene problemas para encontrar un reemplazante de su producto para la presión sanguínea Altace, cuyas ventas se desplomaron debido a la competencia de los productos genéricos. En forma reciente, el analgésico Skelaxin también comenzó a ser afectado por la competencia de versiones genéricas.

Las compañías esperan completar el acuerdo para fines de año. Pfizer espera que la adquisición aumente ligeramente la ganancia por acción anual a partir del próximo año y que genere ahorros en los costos de al menos US$200 millones, lo que se materializaría para fines del 2013.

La acción de Pfizer subía el martes el 0,3% a US$17,43 en las negociaciones electrónicas previas a la apertura de Wall Street, mientras que la de King Pharmaceuticals ganaba el 39% a US$14,12.