Venecia. Fiat ofreció US$125 millones por el 1,7% de participación del gobierno canadiense en Chrysler Group LLC, en su intento por elevar su control sobre la automotora estadounidense, dijo el sábado el director ejecutivo de la compañía italiana, Sergio Marchionne.

Marchionne, quien también es director ejecutivo de Chrysler, dijo que si Fiat lograba un acuerdo con VEBA -el fondo de salud de los Trabajadores Automotores Unidos - sobre el 45,7% de participación que posee en Chrysler, "ya no sería necesaria" una oferta pública de acciones (OPI) para la empresa.

Una OPI de Chrysler le permitiría a VEBA retirar su inversión de la compañía. Marchionne señaló el viernes que una oferta pública de acciones de Chrysler sería más probable en el 2012 que durante este año.

Fiat ya posee una opción sobre el 40% sobre las acciones de VEBA.

"Presentamos una oferta el jueves pasado por la participación del Gobierno canadiense", indicó Marchionne a reporteros en Venecia, en el marco de una conferencia.

El Tesoro estadounidense aceptó el jueves venderle a Fiat su 6% restante en la automotora por 500 millones de dólares, elevando la porción de la italiana a un 52% cuando esté terminado el acuerdo.

Fiat también pagará US$75 millones por la opción del Tesoro de comprar todas las acciones de Chrysler en manos de VEBA.

Sin embargo, fuentes familiares con la estrategia de VEBA dijeron el viernes que el fondo mantendrá sus acciones de Chrysler, en un intento por aumentar las ganancias para los costos de salud de sus jubilados.

Las fuentes indicaron que el fondo consideraba varias opciones para pagar por su participación, en momentos en que el valor de esa inversión está subiendo.

Marchionne, el administrador italo-canadiense que convirtió a la Fiat en una de historia de recuperación más exitosa de Europa, dijo que un repunte en las ventas de autos de Italia en mayo -el primer aumento tas 13 meses seguidos de caída- apuntaba a una "inversión de la tendencia".

Marchionne también dijo que no tenía intenciones de trasladar los cuarteles de la Fiat desde Torino en Italia hacia Estados Unidos, un tema sensible en el país originario de la Fiat.