Rio de Janeiro. La nominación de los bancos que harán la capitalización de la petrolera estatal brasileña Petrobras y el anuncio de otro hallazgo de crudo en la cuenca de Campos impulsaban las acciones de la compañía el viernes, pese a la caída del petróleo y la situación externa.

Las dudas respecto a la capitalización de Petrobras habían castigado el precio de sus títulos en los últimos meses y el mercado estaba inseguro respecto a la operación que podría llevar entre US$15.000 a US$25.000 millones a la caja de la firma.

El 22 de junio, Petrobras realizará una asamblea extraordinaria para aprobar el aumento de capital de 60.000 a 150.000 millones de reales (US$32.555 a US$81.389 millones de dólares), haciendo posible de ese modo el aumento de capital.

Las acciones preferentes de Petrobras subían un 1,2%, a 29,45 reales por unidad, el viernes a las 1625 GMT en la Bolsa de Valores de Sao Paulo, mientras que a la misma hora el precio internacional del barril de crudo caía un 2,59%.

"Esa nominación (de bancos) muestra que ya está prácticamente con la oferta en la plaza", dijo Nelson Mattos, analista del estatal Banco do Brasil.

El especialista explicó que ante la certeza de la operación, las acciones de Petrobras están logrando recuperar el tiempo en que no aprovecharon el alza de precio del petróleo, que pese a caer el viernes estaba subiendo en las últimas semanas.

Petrobras informó que nombró a los bancos Bank of America Merrill Lynch, Bradesco BBI, Citi, Itaú-BBA, Morgan Stanley y Santander como coordinadores globales de la oferta pública de acciones de la compañía.

El viernes, la firma también divulgó el hallazgo de petróleo liviano en el área subsal de la cuenca de Campos, aumentando el potencial de la mayor región productora del país, con reservas recuperables estimadas en 380 millones de barriles equivalentes de crudo.

"Con el hecho de haberse posicionado sobre el período de silencio, la duda de si va a haber o no capitalización dejó de existir", dijo Lucas Brendler, analista de Geracao Futuro.

Brendler aseguró que existe en el mercado un gran apetito por activos como los de la petrolera estatal, que se está capitalizando para invertir en crecimiento.

Plan de negocios. Petrobras tiene un ambicioso plan de negocios, que está en revisión, pero prevé invertir hasta US$220.000 millones entre el 2010 y el 2014, incluyendo el desarrollo de la región subsal de la cuenca de Santos.

En ese lugar, la estatal encontró en los últimos tres años reservas que doblan a las existentes en Brasil, de cerca de 14.000 millones de barriles de petróleo, cuyo descubrimiento tardó décadas.

"He conversado con administradores de activos de inversores extranjeros y existe mucho dinero buscando ese tipo de inversión, quieren casos positivos de crecimiento en el futuro, y como (Petrobras) tiene el subsal, tendrá demanda", evaluó Brendler.

Petrobras quiere aumentar su patrimonio para poder endeudarse más en el futuro y explorar las gigantescas reservas subsal, cuya producción comenzará a ser significativamente mayor a partir del 2015.

Se prevé que a partir de ese año se producirán 582.000 barriles equivalentes de petróleo diarios y que el volumen aumentará a 1,815 millones de barriles de petróleo equivalente diarios en el 2020.

Actualmente, la producción de la región gira en torno a los 18.000 barriles diarios. Según Mattos, la capitalización de Petrobras corre el riesgo de salir a un precio menor a lo esperado.

"Existe el riesgo de que la operación tenga un volumen y un precio menores, como ocurrió con las OPIs aquí antes de la crisis, el mercado no está nada bien", comentó. El 9 de junio el Senado brasileño debe votar la capitalización de Petrobras