Mexico DF. La aerolínea Mexicana, una de las mayores del país, se enfrentará este martes con su destino tras semanas de incertidumbre: la suspensión definitiva de sus vuelos o la milagrosa aparición de nuevos socios, dijeron fuentes sindicales.

Mexicana, que pidió este mes protección judicial frente a sus acreedores en México y Estados Unidos, ya dejó de vender boletos y ha ido reduciendo sus operaciones, en su mayoría vuelos internacionales.

Sus sindicatos de pilotos y sobrecargos, así como directivos de la aerolínea, negocian con potenciales inversionistas una inyección de capital fresco para evitar que la aerolínea, fundada en 1924, desaparezca.

"El secretario del sindicato está platicando con inversionistas el martes se decide el futuro de Mexicana", dijo el portavoz del sindicato de pilotos (ASPA), Antonio Vargas, a la cadena Radio Fórmula.

"Tenemos una carta compromiso para una relación laboral con un nuevo grupo de inversionistas la idea es que los pilotos intervengamos como accionistas para salvar a la empresa", agregó.

Vargas no proporcionó el nombre de los probables nuevos socios y rechazó confirmar versiones de la prensa local que aseguraron que fondos de Advent International, Goldman Sachs y Credit Suisse buscarían adquirir a la aerolínea, que tiene un pasivo total cercano a los US$1,000 millones.

Un portavoz de Mexicana dijo a Reuters que los directivos de la empresa no tenían agendadas hasta el momento reuniones con inversionistas o sindicatos para este martes.

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Juan Molinar, dijo por su parte que está atento a las negociaciones para la posible entrada de nuevos participantes a Mexicana, que junto con sus filiales MexicanaClick y MexicanaLink, transportaron más de 11 millones de pasajeros en el 2009.

"Existe ese grupo (de inversionistas nacionales y extranjeros). La Secretaría todavía no ha revisado la oferta", dijo el funcionario, quien recordó que las autoridades que regulan la inversión extranjera deben dar su visto bueno a la posible operación.