Ciudad de México. El futuro de Grupo Mexicana, que opera la aerolínea Mexicana de Aviación, está en cuestión luego que no cumpliera su meta de volver a volar a mediados de diciembre, al tiempo que su rival Aeroméxico se prepara para ser la única aerolínea bandera del país.

El secretario de Comunicaciones y Transportes del país, Juan Molinar, declinó hace unos días dar una fecha para la reanudación de las operaciones de Mexicana, y señaló que la fecha es relativamente incierta, ya que depende del proceso de quiebra.

Funcionarios de gobierno, así como PC Capital, la firma de capital privado que lidera la reestructuración de Mexicana, apuntaban a que la aerolínea reanudara sus operaciones lo suficientemente luego para aprovechar el aumento de viajes por la temporada de fiestas de fin de año. Ahora la meta es a fines de enero.

En tanto, Aeroméxico se prepara para posicionarse para llenar el espacio que, por décadas, habían ocupado dos aerolíneas rivales.