Nueva York. Los futuros del petróleo en Estados Unidos terminaron este viernes con baja, frenando una racha de siete cierre en alza, debido a que volvieron a tomar fuerza las preocupaciones por la crisis de deuda de la zona euro.

El avance del dólar también presionó a los precios del crudo.

En Nueva York, el crudo para entrega en agosto bajó US$1,22, o un 1,32%, a US$91,44 por barril. En la semana, el contrato subió US$4,34 o un 4,98%.

En tanto, el petróleo a septiembre terminó con un retroceso de US$1,14, o un 1,23%, a US$91,83 el barril.