Londres. Los contratos a futuro del petróleo seguían mostrando fortaleza este lunes en Europa, debido a que la incertidumbre sobre el momento de la reapertura de la red de oleoductos Trans Alaska Pipeline seguía generando preocupación sobre el ajuste de la oferta mundial de crudo.

Alyeska Pipeline Service Co. cerró este sábado el sistema de ductos de 800 millas que opera en Alaska luego que trabajadores encontraran una fuga en una estación de bombeo. Posteriormente, la firma indicó a BP PLC (BP) y otros productores en la región que redujeran su producción en un 95%.

"Esto obviamente es un hecho importante y si el mercado no ve una solución al tema, los precios bien podrían subir", dijo Edward Meir, analista senior de bienes básicos de MF Global.

A las 1105 GMT, el contrato del crudo dulce ligero para entrega en febrero subía 59 centavos a US$88,62 el barril en la New York Mercantile Exchange.

El contrato del crudo Brent para entrega en febrero ascendía 55 centavos a US$93,88 por barril en la ICE Futures.

En tanto, los futuros del gasóleo para entrega en enero en la ICE perdían US$3,00 a US$766,00 la tonelada métrica, mientras que la gasolina en la Nymex para entrega en febrero escalaba 0,81 de centavo a US$2,4212 el galón.