Nueva York. Los contratos a futuro del cobre caían el lunes luego que datos de China mostraran un descenso en las importaciones del metal, lo que generó nuevos temores respecto de la salud de la economía mundial y sus consecuencias para la demanda de cobre.

Hace unos momentos, el contrato del cobre para entrega en septiembre retrocedía 4,25 centavos, o un 1,4%, a US$3,0110 la libra en la división Comex de la New York Mercantile Exchange.

China, el mayor consumidor mundial de cobre, importó 328.231 toneladas de cobre, aleaciones de cobre y productos semiacabados en junio, una merma del 17% respecto del mes anterior y del 31% interanual, según información preliminar de Aduanas en China dada a conocer el sábado.

"Las cifras provocaron una leve venta generalizada de los metales al principio de la sesión en Asia y estas pérdidas siguieron aumentando en cierta forma a medida que nos acercamos a la sesión estadounidense", dijo el analista de MF Global Edward Meir. "Además de los temores respecto de la desaceleración en el crecimiento provocados por las cifras, los mercados también están preocupados por los resultados financieros en Estados Unidos".

En tanto, los inventarios de cobre en bodegas de la Bolsa de Metales de Londres registraron una caída de 1.650 toneladas métricas a 435.250. Los inventarios más recientes de la Comex, publicados el viernes por la tarde, no registraron cambios en 101.235 toneladas cortas.