Nueva York. Los futuros del cobre cayeron el viernes ante las débiles cifras de empleo en Estados Unidos, las que despertaron temores de una menor demanda del metal.

El contrato más activo, para entrega en marzo, cayó un 1,1%, o 4,7 centavos, para cerrar en US$4,2825 la libra en la división Comex de la New York Mercantile Exchange. El metal declinó un 3,7% en la semana.

Debido a que el cobre es ampliamente utilizado en el sector de manufactura y construcción, los precios reaccionan a las cifras que arrojan luces sobre la salud de la economía y, por extensión, la demanda para el metal rojo.

Si bien la tasa de desempleo de Estados Unidos cayó el mes pasado en su mayor nivel en más de una década, las nóminas no agrícolas subieron en sólo 103.000 lo que se compara con las expectativas de un alza de 150.000.

Las cifras mixtas este viernes terminaron decepcionando a los inversionistas, luego de las sólidas cifras de empleo publicadas el miércoles por Automatic Data Processing Inc. (ADP) y la consultora Macroeconomic Advisers.

"Fue simplemente una decepción luego que ADP entusiasmó a todos", dijo Frank Lesh, corredor y analista de FuturePath Trading.

Los inventarios de cobre almacenados en bodegas de la Bolsa de Metales de Londres aumentaron el viernes en 125 toneladas métricas a 379.525.

Los datos publicados semanalmente los viernes por la bolsa de futuros de Shanghai mostraron un aumento semanal de 275 toneladas métricas a 132.166. Los últimos datos de inventarios de la Comex, publicados la tarde del jueves, se mantuvieron sin variación en 64.888 toneladas cortas.