Nueva York. Los precios del cobre batían nuevos récords el martes mientras la debilidad del dólar y el apetito de los inversionistas por los bienes básicos reducían las preocupaciones por el alza de tasas decretada el fin de semana por China.

El contrato del cobre para entrega en marzo, el más activo, subía un 0,7%, o 3,15 centavos, a US$4,3115 la libra en la división Comex de la New York Mercantile Exchange. El contrato llegó a un nuevo récord de sesión de US$4,3195, superior al record fijado el lunes de US$4,2985.

El contrato a diciembre, de escaso volumen, subía un 0,7%, o 3 centavos, a US$4,3050 la libra.

La tendencia alcista continuaría el próximo año mientras muchos analistas pronostican una baja de la oferta en 2011. El déficit sería de 387.000 toneladas métricas, dijo Bart Melek de BMO Capital Markets.

El repunte del martes se produjo mientras el dólar declinaba ante el euro, el cual se negociaba hace unos momentos en US$1,3213, frente a los US$1,3155 de la tarde del martes.

El alza de tasas de interés decretada el fin de semana por China no logró interrumpir la trayectoria al alza del cobre. El mayor consumidor de cobre mundial decidió el sábado subir las tasas de interés referenciales en un 0,25%, en un esfuerzo por frenar su inflación. Algunos temen que esto pueda dañar la demanda por el cobre.