Nueva York. Los futuros del crudo en Estados Unidos subieron este miércoles por encima de US$91 y lograron su mayor alza en 27 meses ante recientes interrupciones en el bombeo de petróleo, la caída en los inventarios y las expectativas de crecimiento de la demanda.

Todos esos factores impulsaron además al crudo Brent a cerca de US$99 el barril.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo para febrero subió 75 centavos, o un 0,82%, para terminar en US$91,86 el barril, su mayor cierre desde inicios de octubre del 2008.