Londres. Los futuros del petróleo de Estados Unidos superaban los US$89 el barril el viernes por las previsiones de un fuerte crecimiento en los datos del empleo estadounidense que se conocerán más adelante en el día, aunque el Brent operaba en baja.

Los futuros del crudo estadounidense, también conocido como WTI, ascendían 66 centavos a US$89,04 el barril a las 10:10 GMT. Pero el petróleo tipo Brent iba en el sentido inverso, con una baja de 53 centavos a US$93,99 por barril.

"Me parece que el WTI se había vendido en forma excesiva comparado con el Brent, y por eso se está corrigiendo", dijo Tony Nunan, un gerente de riesgo de Mitsubishi Corp., que tiene su sede en Tokio.


Todas las miradas se centraban en el informe laboral mensual de Estados Unidos que saldrá a las 13:30 GMT.

Un sorpresivo incremento en la creación de empleos del sector privado de Estados Unidos en diciembre generó esperanzas de que los números oficiales del viernes sean sólidos, impulsado una revisión al alza de la proyección, a 175.000 puestos de trabajo desde los 140.000 previstos antes.

Los precios del petróleo de Estados Unidos han tenido un inicio del año turbulento, con altibajos dentro de un rango de casi US$5 entre su máximo en 27 meses de US$92,58 el barril, el lunes, y un piso de US$88,38, este jueves.

Un aumento registrado la semana pasada en la medición del petróleo que se almacena en la zona de Cushing, Oklahoma, el centro de entrega del WTI, provocó que ese referencial estadounidense llegara a negociarse el jueves con un descuento de unos US$6,50 respecto del Brent.