Nueva York. Los contratos a futuro del oro cerraron el lunes con un alza del 1%, impulsados por las cifras de la inflación en China y la debilidad del dólar.

El contrato para entrega en febrero, el más activo, subió US$13,10, o un 1%, a US$1.398,00 la onza troy en la división Comex de la New York Mercantile Exchange.

Los futuros del oro subieron debido a que el mercado ve los datos de la inflación china -que fueron peores de lo esperado- como una señal de un fuerte crecimiento económico. El índice de precios al consumidor subió un 5,1% en noviembre, el mayor aumento desde julio de 2008, según datos oficiales divulgados el sábado. La cifra supera el avance del 4,4% en octubre y estuvo por encima de las previsiones del mercado.

El posible "nuevo ajuste de la política monetaria china no se materializó y muchos inversionistas, particularmente en Asia, quedaron cortos en sus apuestas por un alza de tasas", dijo Walter de Wet, director de estrategia de bienes básicos de Standard Bank.

Por otro lado, la debilidad del dólar ayudó al repunte del oro. La divisa cayó el lunes ante el euro a medida que volvía el apetito por el riesgo a los mercados de divisas. El euro se negociaba a US$1,3403, frente a los US$1,3229 del viernes por la tarde, según CQG.