Nueva York. Los futuros del oro cerraron el jueves con pocos cambios mientras disminuían los temores sobre la deuda europea y los mercados se percataban que el alza en las solicitudes de desempleo de Estados Unidos no era tan negativa como se creyó al principio.

El contrato más activo del oro, para entrega en febrero, subió $1,20 a US$1.387 la onza troy en la división Comex de la New York Mercantile Exchange. El contrato de enero, de bajo volumen de negociación, avanzó US$1,20 a US$1.386,90.

El oro subió con fuerza luego que se informara que las solicitudes iniciales de beneficios por seguro de desempleo en Estados Unidos aumentaran la semana pasada en 35.000 a 445.000, lo que se compara con las expectativas de los economistas de un descenso. Aquello dio ímpetu al oro como refugio para inversionistas preocupados por la economía.

Los inversionistas "parecen estar un poco más optimistas" en comparación con su reacción inicial a las cifras de solicitudes, dijo George Gero, vicepresidente de RBC Capital Markets Global Futures.

En tanto, el contrato de la plata en la Comex para entrega en marzo perdió un 1%.