Nueva York. Los futuros del oro cayeron el miércoles luego que sólidas cifras de empleo hicieran que los inversionistas prefirieran las acciones y los bienes básicos industriales antes que el oro.

El contrato más activo del oro, para entrega en febrero, cayó US$5,10, o un 0,4%, para cerrar a US$1.373,70 la onza troy en la división Comex de la New York Mercantile Exchange.

El contrato para entrega en enero, de bajo volumen de negociaciones, perdió US$5,10, a US$1.373,40.

El miércoles los inversionistas siguieron dejando de lado sus temores respecto a un preocupante 2010 luego que Automatic Data Processing Inc. (ADP) y la consultora Macroeconomic Advisers dijeran que los empleadores estadounidenses agregaron 297.000 empleos en el sector privado el mes pasado, muy por sobre las proyecciones de 100.000 puestos de los analistas.

La percepción ayudó a las acciones estadounidenses y el Promedio Industrial Dow Jones subía un 0,3% tras el cierre del oro. También se beneficiaron los bienes básicos como el petróleo y el cobre, que se usan de manera más amplia que el oro en manufactura, construcción y transporte.

Por otra parte, las cifras impulsaron al dólar, con lo que el oro denominado en dólares recibió más presión al volverse más caro para los compradores que usan otras monedas, lo que limitó la demanda. Poco después del cierre del oro, el Índice del Dólar ICE subía un 0,9%.