Nueva York. Los futuros del oro subían el miércoles a sus niveles más altos en cerca de dos semanas, gracias a las continuas compras físicas y especulaciones sobre un aumento de la demanda china.

El contrato más activo, para entrega en diciembre, subía US$16,20, o el 1,4%, a US$1.203,70 la onza en la división Comex de New York Mercantile Exchange.

Los precios han subido durante cinco sesiones consecutivas, gracias a la búsqueda de precios de oportunidad, la confianza de los inversionistas en los bienes básicos y un retorno de algo de inversión de refugio ante el temor por la viabilidad de la recuperación económica.

El oro es considerado un activo que conserva su valor mejor que otros durante períodos de crisis económicas. Las acciones en Estados Unidos no han mostrado una dirección clara en las últimas dos semanas a medida que los inversionistas evalúan el impacto de cifras económicas en general divergentes, lo que ha llevado a aumentar la atención en el oro como un refugio seguro.

La demanda física impulsó los precios del oro el miércoles, a medida que los compradores en Asia que ingresaron al mercado cuando los precios cayeron por debajo de US$1.180 la onza continuaban mostrando interés en el metal, dijo el analista de Standard Bank Walter de Wet.

Por su parte, el banco central chino anunció el martes que el gobierno aumentaría el número de bancos comerciales que están autorizados a importar o exportar oro, lo que generó expectativas de un aumento de la demanda.