Nueva York. Los contratos a futuro del oro subían el viernes por la mañana luego que la debilidad de un informe laboral en Estados Unidos aumentara las expectativas de una mayor flexibilización de la política monetaria, lo que aceleró las compras del metal como cobertura frente a la debilidad del dólar.

El contrato más activo del oro, para entrega en diciembre, subía US$2,80, o un 0,2%, a US$1.337,80 la onza en la división Comex de la New York Mercantile Exchange. El metal se negociaba con pocos cambios poco antes de la publicación del informe de empleo.

Las nóminas de empleos no agrícolas en Estados Unidos disminuyeron en 95.000 en septiembre, frente a los 57.000 empleos perdidos durante el mes previo, informó el viernes el Departamento de Trabajo. En tanto, la tasa de desempleo, por su parte, se mantuvo en el 9,6%.

Los economistas consultados por Dow Jones Newswires habían proyectado, en promedio, un descenso de 10.000 en las nóminas durante septiembre y que la tasa de desempleo se ubique en el 9,7%.

"El mercado del oro está interpretándolo como que se mantiene el grifo abierto de la liquidez", dijo Jim Steel, vicepresidente senior y analista de metales de HSBC en Nueva York.

Los datos del Departamento de Trabajo reflejan una lenta recuperación y podrían causar que la Reserva Federal adopte medidas adicionales para reactivar la economía en su próxima reunión del 2 y 3 de noviembre.

El metal es considerado una cobertura contra la inflación y una moneda alternativa.