Nueva York. Los futuros del crudo cayeron el miércoles debido a las preocupaciones por un alza en los suministros antes que se publiquen datos clave sobre los inventarios de crudo en Estados Unidos.

El contrato del crudo dulce ligero para entrega en febrero bajó 52 centavos, o un 0,6%, a US$90,86 el barril en la New York Mercantile Exchange. El crudo Brent en la bolsa de futuros ICE avanzó 36 centavos a US$98,16 el barril.

Los precios del petróleo cayeron en anticipación a las cifras sobre los inventarios de petróleo en Estados Unidos, que se publicarán el jueves a las 1600 GMT. Se espera que el informe semanal del Departamento de Energía refleje una reducción en los inventarios de crudo de 900.000 barriles. Sin embargo, la disminución se debería, en parte, a la paralización del oleoducto Trans-Alaska, que reanudó el lunes sus operaciones.

Por otra parte, se espera que las existencias de gasolina registren un ascenso de 2,3 millones de barriles y que las de derivados del petróleo, que incluyen el combustible de calefacción y el diésel, experimenten un incremento de 500.000 barriles.

Los problemas de suministro han sido prominentes en los últimos días luego que el cierre del oleoducto en Alaska la semana pasada empujara los futuros sobre los US$90 el barril. Ahora los inversionistas observan de cerca la reciente alza en los inventarios de combustibles, en Estados Unidos y Europa, ya que unos incrementos sostenidos podrían impedir cualquier ascenso en los precios hacia los tres dígitos.

"Amplios suministros están regresando al mercado", dijo Tony Rosado, operador de Global Markets. "El mercado aún se siente algo pesado en el área de los US$90, y con Trans Alaska operando de nuevo, no creo que los [operadores] paguen mejores precios", agregó.

El contrato a febrero de la gasolina reformulada para mezcla con oxígeno, o RBOB, subió 0,24 centavos a US$2,4816 el galón. El contrato a febrero del combustible para calefacción avanzó 1,03 centavos a US$2,6562 el galón.